Tipos de muestreo

En este artículo se explican todos los tipos de muestreos y las características de cada tipo. Además, podrás ver un ejemplo de cada tipo de muestreo.

Pero antes de ver cuáles son todos los tipos muestreo que existen, lógicamente debes saber qué es un muestreo. Por eso antes de seguir te sugiero que vayas a este artículo enlazado, así entenderás mucho mejor cada tipo de muestreo.

¿Cuáles son todos los tipos de muestreo?

Los tipos de muestreo son los siguientes:

  • Muestreo probabilístico: muestreo en el que se selecciona la muestra de manera aleatoria
    • Muestreo aleatorio simple: la muestra se escoge simplemente al azar.
    • Muestreo sistemático: se elige un primer individuo de manera aleatoria y el resto de elementos de la muestra se seleccionan utilizando un intervalo fijo.
    • Muestreo estratificado: para formar la muestra se divide la población objetivo en estratos (grupos) y luego se escogen individuos de cada estrato de manera aleatoria.
    • Muestreo por conglomerados: la muestra está formada por los conglomerados (grupos naturales) que han sido seleccionados aleatoriamente.
  • Muestreo no probabilístico: muestreo en el que los investigadores seleccionan a la muestra según su criterio, sin incluir la aleatoriedad en el proceso.
    • Muestreo intencional: se elige a los individuos de la muestra basándose únicamente en el criterio del investigador.
    • Muestreo por conveniencia: se escoge a los integrantes de la muestra según su facilidad de acceso.
    • Muestreo consecutivo: se selecciona una primera muestra inicial, se investiga y luego se selecciona otra muestra. Y se van estudiando diferentes muestras hasta obtener las conclusiones del estudio.
    • Muestreo por cuotas: primero se forman grupos y luego se elige una cuota de cada grupo para formar la muestra de la investigación.
    • Muestreo por bola de nieve: los investigadores seleccionan los primeros individuos de la muestra, y estos reclutan posteriormente a otros sujetos para el estudio.

Por lo tanto, los muestreos se clasifican en dos grandes tipos: los muestreos probabilísticos y los muestreos no probabilísticos.

Asimismo, hay varios tipos de muestreo probabilístico: el muestreo aleatorio simple, el muestreo sistemático, el muestreo estratificado y el muestreo por conglomerados.

Y, por otro lado, los tipos de muestreo no probabilísticos se agrupan en: muestreo intencional, muestreo por conveniencia, muestreo consecutivo, muestreo por cuotas y muestreo por bola de nieve.

A continuación, se explica detalladamente cada tipo de muestreo en particular.

Muestreo probabilístico

La técnica del muestreo probabilístico consiste en seleccionar a los elementos de la muestra de manera aleatoria, es decir, todos tienen la misma probabilidad de ser elegidos.

Esta es una condición indispensable para que el muestreo se considere probabilístico, todos los elementos de la población estadística deben poder ser escogidos y, además, deben tener la misma posibilidad de ser seleccionados.

Como acabamos de ver, los diferentes tipos de métodos de muestreo probabilísticos son el muestreo aleatorio simple, el muestreo sistemático, el muestreo estratificado y el muestreo por conglomerados.

Muestreo aleatorio simple

El muestreo aleatorio simple otorga a cada elemento de la población estadística la misma probabilidad de ser incluido en la muestra del estudio. De manera que los individuos de la muestra se seleccionan simplemente al azar, sin utilizar ningún otro criterio.

Para simular al azar existen varios métodos, pero actualmente se suele hacer mediante programas informáticos como el Excel, ya que permiten ahorrar mucho tiempo.

Muestreo sistemático

En el muestreo sistemático primero se selecciona un elemento de la población aleatoriamente, y luego se seleccionan el resto de elementos de la muestra utilizando un intervalo fijo.

De manera que en el muestreo sistemático, una vez hemos seleccionado al azar el primer individuo de la muestra, tenemos que contar tantos números como el intervalo deseado para coger el siguiente individuo de la muestra. Y vamos repitiendo el mismo procedimiento sucesivamente hasta tener tantos individuos en la muestra como el tamaño muestral que se quiere obtener.

Muestreo estratificado

En la técnica del muestreo estratificado primero se divide la población en estratos (grupos) y luego se selecciona aleatoriamente unos individuos de cada estrato para formar toda la muestra del estudio. Así que habrá como mínimo un integrante de cada estrato en la muestra.

Los estratos deben ser grupos homogéneos, es decir, los individuos de un estrato tienen unas características propias que los diferencian de los otros estratos. Por lo tanto, un individuo solo puede estar en un único estrato.

Muestreo por conglomerados

El muestreo por conglomerados y el muestreo estratificado pueden confundirse porque son muy similares, pero si te fijas bien son dos tipos de muestreo probabilístico distintos.

El muestreo por conglomerados aprovecha que ya existen conglomerados (grupos) naturales en la población para estudiar solamente unos conglomerados en lugar de todos los individuos de la población.

A diferencia del muestreo estratificado, en este método no se tiene que seleccionar ningún individuo en particular de los conglomerados, sino que una vez se escogen los grupos a estudiar se deben analizar todos sus integrantes.

El muestreo por conglomerados también se conoce como muestreo por racimos, muestreo por clusters o muestreo por áreas

Muestreo no probabilístico

En el muestreo no probabilístico se seleccionan a los individuos basándose en el criterio subjetivo de los investigadores. Por lo tanto, en el muestreo no probabilístico no todos los elementos de la población tienen la misma probabilidad de ser escogidos para la muestra, ya que la selección no es aleatoria. Esta característica distingue el muestreo no probabilístico del muestreo probabilístico.

Lógicamente, en los muestreos no probabilísticos la persona encargada de hacer la investigación tiene mucha importancia, porque es quien decide los integrantes de la muestra. Por eso es primordial que el investigador tenga un gran conocimiento y experiencia en el campo de estudio, para así obtener resultados fiables.

Tal y como se ha explicado más arriba, los distintos tipos de técnicas de muestreo no probabilísticas son el muestreo intencional, el muestreo por conveniencia, el muestreo consecutivo, el muestreo por cuotas y el muestreo por bola de nieve.

Muestreo intencional

El muestreo intencional se basa únicamente en el criterio del investigador para escoger la muestra del estudio.

De manera que la persona responsable de la investigación tiene todo el poder de decisión para seleccionar a los elementos de la muestra. Por lo tanto, es importante que sea una persona experta en el campo de estudio.

El muestreo intencional también se llama muestreo discrecional, muestreo por juicio, muestreo crítico, muestreo deliberado o muestreo opinático.

Muestreo por conveniencia

En el muestreo por conveniencia los investigadores escogen los sujetos de la muestra basándose en criterios de facilidad para acceder a los individuos, sin incluir la aleatoriedad en el proceso.

Es decir, en este tipo de muestreo no probabilístico para elegir a los individuos de la población se valoran aspectos como la disponibilidad, la proximidad o el coste de seleccionarlos. Incluso se suelen aceptar a voluntarios para facilitar aún más el muestreo.

El muestreo por conveniencia también se conoce como muestreo de selección intencionada o muestreo por oportunidad.

Muestreo consecutivo

En el muestreo consecutivo primero se escoge una muestra inicial, se investiga y después de obtener los resultados de la muestra inicial se pasa a estudiar otra muestra. Y el proceso se va repitiendo consecutivamente hasta obtener las conclusiones finales de todo el estudio.

De modo que el muestreo consecutivo no se centra en una sola muestra, sino que estudia diferentes muestras de una misma población estadística y al final saca conclusiones con la información obtenida de todos los grupos.

Muestreo por cuotas

En el muestreo por cuotas primero se establecen grupos (o estratos) de individuos que comparten como mínimo una característica y luego se selecciona una cuota de cada grupo, formando así la muestra del estudio.

El rasgo de los individuos que se utiliza para dividir la población en grupos también lo decide el investigador, por lo tanto, la persona encargada de realizar la investigación tiene una gran influencia en los resultados obtenidos.

Muestreo por bola de nieve

En el muestreo de bola de nieve el investigador escoge los primeros participantes y posteriormente estos reclutan a otros individuos para el estudio.

Esta característica del muestreo de bola de nieve hace que el tamaño de la muestra vaya incrementando cada vez más a medida que los participantes van reclutando a más personas para el estudio (efecto bola de nieve).

El muestreo por bola de nieve también se conoce como muestreo en cadena o muestreo de referencia en cadena.

Otros tipos de muestreo

Aunque la clasificación habitual que se hace de los tipos de muestreo es la que acabamos de ver arriba, a veces los métodos de muestreo también se dividen en muestreos cuantitativos y muestreos cualitativos.

Tal y como su nombre indica, la diferencia entre estos dos grupos de muestreo es el objetivo de cada uno:

  • Muestreo cuantitativo: muestreo que recoge la información de manera cuantitativa. En este caso, se hacen preguntas cerradas a los individuos de la muestra para poder cuantificar las respuestas y estudiarlas estadísticamente.
  • Muestreo cualitativo: muestreo que se utiliza cuando la investigación tiene un carácter cualitativo. Normalmente no es necesario hacer estadísticas de los resultados para sacar conclusiones. Las entrevistas abiertas o los grupos de discusión son dos ejemplos de este tipo de muestreo.

Por último, destacar que también existe el muestreo polietápico (o muestreo por etapas), que consiste en combinar diferentes tipos de muestreos y hacer varias etapas de muestreo. Es decir, en el muestreo polietápico se parte de la población y se hace un primer muestreo para seleccionar la muestra inicial. Luego, a partir de la muestra inicial, se vuelve a hacer otro muestreo para reducir el número de individuos de la muestra. Y se van haciendo nuevas etapas de muestreos hasta conseguir el tamaño muestral deseado. Este tipo de muestreo es muy útil para muestrear zonas geográficas de gran superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba