Hipótesis de trabajo

En este post se explica qué son las hipótesis de trabajo. Así pues, encontrarás el significado de una hipótesis de trabajo, qué características debe tener una hipótesis de trabajo, ejemplos de hipótesis de trabajo y, finalmente, cuáles son los diferentes tipos de hipótesis de trabajo.

¿Qué es una hipótesis de trabajo?

Una hipótesis de trabajo es una suposición que se toma como válida y se intentará probar haciendo una investigación. Es decir, una hipótesis de trabajo es una afirmación sobre la relación entre dos variables que se pretende demostrar con un estudio.

La hipótesis de trabajo sirve al investigador como guía de trabajo. Por lo tanto, la persona o grupo de personas que estén realizando el estudio se basarán en la hipótesis de trabajo para avanzar en la investigación.

Aunque puede que durante la investigación surjan nuevas hipótesis, por ejemplo, porque se demuestra que la hipótesis de trabajo es falsa o porque surgen nuevos problemas durante la investigación. No obstante, la hipótesis de trabajo será la hipótesis principal de la investigación y la que se usará para conducir la investigación.

En general, las hipótesis de trabajo se plantean a partir de una sospecha que se tiene sobre la relación entre dos o más variables. Una vez formulada la hipótesis de trabajo, se lleva a cabo una investigación estadística para rechazar o aceptar dicha hipótesis.

Características de las hipótesis de trabajo

Una hipótesis de trabajo debe cumplir con las siguientes características:

  • Objetiva: una hipótesis de trabajo debe ser objetiva, es decir, no puede incluir la percepción del investigador. Por ejemplo, el investigador no puede hipotetizar que el té mejora el bienestar de la humanidad simplemente porque le gusta mucho el té, sin tener ningún razonamiento científico.
  • Específica: la hipótesis de trabajo debe tratar de explicar el problema de la investigación de la manera más detallada posible. Por lo tanto, las hipótesis de trabajo demasiado generales no son válidas.
  • Clara: la hipótesis de trabajo debe dejar clara la relación entre las variables de estudio. Además, el enunciado de la hipótesis debe ser fácil de entender.
  • Comprobable: la relación propuesta en la hipótesis de trabajo debe poder ser observada y medida para que luego pueda ser refutada empíricamente.
  • Falsable: la hipótesis de trabajo puede ser verdadera o falsa, de modo que se debe poder verificar realizando experimentos o un estudio estadístico a una muestra de datos.

Ejemplos de hipótesis de trabajo

Después de ver la definición de la hipótesis de trabajo y cuáles son sus características, vamos a ver varios ejemplos de hipótesis de trabajo para acabar de entender el concepto.

Ejemplos de hipótesis de trabajo:

  1. Utilizar el teléfono móvil mientras se conduce duplica los accidentes de tráfico.
  2. Fumar aumenta la probabilidad de contraer cáncer de pulmón.
  3. La demanda de un determinado producto es inversamente proporcional a su precio.
  4. Pintar de color blanco una habitación causa una mejor percepción de la limpieza de la habitación.
  5. El fertilizante A provoca un crecimiento de los cultivos más rápido que el fertilizante B.

Tipos de hipótesis de trabajo

Existen varios tipos de hipótesis de trabajo:

  • Hipótesis descriptiva: la hipótesis de trabajo describe la relación entre las variables de la investigación, pero no especifica la causa. Por ejemplo: «La venta de medicamentos para la tos se ha duplicado en los últimos cinco años».
  • Hipótesis causal: la hipótesis de trabajo define la relación de causalidad entre las variables de estudio. Por ejemplo: «El consumo excesivo de alcohol provoca enfermedades crónicas».
  • Hipótesis correlacional: la hipótesis de trabajo indica el grado de relación entre las variables de estudio, pero no señala cuál la causa. Por ejemplo: «A mayor limpieza, menor probabilidad de contraer una enfermedad».
  • Hipótesis de diferencia de grupos: la hipótesis de trabajo afirma que existe una diferencia significativa entre dos grupos distintos. Por ejemplo: «El medicamento A funciona mejor que el medicamento B para el dolor de garganta».

Contraste de hipótesis

Un contraste de hipótesis es un método estadístico que sirve para rechazar o no una hipótesis de trabajo. En concreto, en un contraste de hipótesis se juzga si el valor de un parámetro poblacional es compatible con lo observado en la muestra de estudio.

De manera que en un contraste de hipótesis se analiza una muestra estadística y, a partir de los resultados obtenidos, se determina si se rechaza o se acepta la hipótesis de trabajo establecida previamente.

Por lo tanto, en estadística, la manera de intentar demostrar que una hipótesis de trabajo es cierta es, en primer lugar, seleccionar una muestra aleatoria, luego, se calculan las medidas estadísticas pertinentes y, finalmente, se realiza un contraste de hipótesis para tomar como válida o como falsa la hipótesis de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba