Variable exógena

En este artículo se explica qué son las variables exógenas. Así que encontrarás el significado de variable exógena, ejemplos de variables exógenas y, finalmente, cómo distinguir una variable exógena de una variable endógena.

¿Qué es una variable exógena?

Una variable exógena es un tipo de variable que afecta al resultado pero es externa al modelo. Es decir, una variable exógena influye en el resultado pero no se puede controlar porque es un factor externo.

Por ejemplo, si se estudia la relación entre el precio de un producto y el número de anuncios que hace la empresa de dicho producto, una variable exógena es los impuestos del gobierno. Los impuestos del gobierno harán que el precio del producto sea mayor o menor y, además, es un factor exterior a la empresa que no puede controlar, por lo tanto, se trata de una variable exógena.

De modo que toda empresa debe tener en cuenta los posibles escenarios que pueden desarrollarse a partir de un cambio de valor en una variable exógena, ya que son variables externas que no se pueden controlar y, por tanto, puede tener consecuencias negativas en el rendimiento de la empresa.

Ejemplos de variables exógenas

Ahora que ya sabemos la definición de variable exógena, vamos a ver varios ejemplos de este tipo de variables para entender mejor el concepto:

  • Factores climáticos: el clima es una variable exógena porque es externa a cualquier empresa y puede afectar a su desarrollo comercial. Por ejemplo, si un día llueve mucho, hay más probabilidades de que la gente se quede en casa y, por tanto, las ventas de las tiendas físicas disminuirán ese día.
  • Cambio de la normativa: lógicamente, si se modifica una normativa o se crea una nueva ley puede afectar al negocio y se trata de una variable exógena porque el poder de decisión no lo tiene la empresa. Por ejemplo, si un país impone un arancel a las importaciones, será más difícil comercializar un producto en ese territorio.
  • La tendencia del mercado: la tendencia del mercado no se puede controlar y afecta a la demanda, especialmente en el mercado bursátil según si el mercado es alcista o bajista. Por ejemplo, si de repente el precio de muchas acciones bajan, muchos inversores también venderán sus acciones por miedo a perder dinero y, en consecuencia, el precio de todas las acciones caerán en picado. Otro ejemplo, cuando un producto se pone de moda, la demanda de ese producto aumenta exponencialmente.

Variable exógena y variable endógena

En este apartado veremos en qué consiste una variable endógena, ya que es un tipo de variable opuesto a la variable exógena.

Una variable endógena es una variable que afecta al resultado y es interna al modelo de estudio, es decir, una variable endógena sí que se puede controlar (hasta cierto punto), a diferencia de una variable exógena. De manera que el valor de una variable endógena depende de otras variables (que pueden ser endógenas o exógenas).

Por ejemplo, la demanda de un producto es una variable endógena porque su valor depende del precio final del producto. La empresa puede decidir si poner un precio más alto o más bajo y, en consecuencia, más o menos gente estará dispuesta a comprar el producto. Sin embargo, el precio del producto también depende de otros factores externos, tales como los impuestos que establece el Estado.

Por lo tanto, una manera de distinguir las variables exógenas y las variables endógenas es viendo si la variable es interna o externa al modelo económico. Si el valor de la variable se puede explicar mediante un modelo significa que es una variable endógena, de lo contrario, si su valor es decidido por un factor externo se trata de una variable exógena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba